El Coro de las Emociones se sustenta en la profunda convicción de que el canto coral, desplegado bajo determinados parámetros, constituye una poderosa herramienta, lúdica y asequible a cualquiera, con independencia de su talento musical, para el desarrollo emocional, social y de la creatividad de los alumnos.

El canto coral hace experimentar y disfrutar a los alumnos de la práctica musical. La práctica vocal en particular resulta especialmente gratificante y beneficiosa al incidir, además, en muchas variables socioemocionales que se traducen en bienestar.

Mediante la práctica de habilidades propiamente artísticas y musicales (sensibilidad, imaginación, oído, sentido del ritmo, etc.), El Coro de las Emociones incide y potencia esos otros aspectos emocionales, sociales y creativos cuyo desarrollo constituye el objetivo del programa Educación Responsable de la Fundación Botín, integrado en nuestro proyecto de Educación Emocional y Social.

Las artes en general y la música y el canto en concreto son instrumentos ideales para dotar a nuestros alumnos del mayor número posible de herramientas para reconocer y manejar de manera sana sus emociones, como elemento crucial para el desarrollo de seres humanos íntegros y felices.

En nuestro colegio, el Coro de las Emociones se inició el año escolar 2014-2015 en la etapa de Infantil y los cursos de 2º, y 4º de Primaria, ampliándose el año 2015-2016 a los cursos de 1º y 3º de Primaria, tras evaluar la enriquecedora experiencia de aprendizaje que nos aporta.

Nuestras profesoras de Música trabajan con los alumnos aspectos como la respiración, la entonación, diferentes ritmos y frecuencias, ejercicios de vocalización, etc… Al mismo tiempo los alumnos juegan con la voz y sus posibilidades, aprendiendo a cantar como si se tratase de un juego. Los alumnos han disfrutado el proceso de búsqueda de su propia voz, ¡qué podría ser más emocional y emocionante!